SOLUCIONES

SOLUCIONES /

SELECT DISTINCT(paginas_lang.categorias), paginas_lang.id_paginas, paginas_lang.nombre FROM paginas_lang WHERE id_paginas = 85

Eficiencia Energética
-
Materiales Técnicos
-
Passivhaus
/

   La construcción de viviendas de consumo casi nulo es un reto para la arquitectura actual. Existen en el mercado certificaciones para alcanzar una arquitectura sin hipoteca energética, como es el caso del estándar PASSIVHAUS. Vamos a tratar de compartir el concepto de estanqueidad y hermeticidad en la construcción, para una arquitectura con altos estándares de confort y eficiencia energética y por supuesto imprescindible para una vivienda construida bajo el estándar Passivhaus.


   Los cerramientos de fachada son muy diversos y existen diferentes soluciones constructivas para ejecutarlos, pero en todos ellos una de las funciones necesarias que deben cumplir es evitar el paso incontrolado de aire y evitar las posibles infiltraciones de agua en caso de lluvias torrenciales acompañadas de viento, tanto en edificios pasivos como en el resto.  Además, en invierno, una fuga de aire húmedo procedente del interior  del edificio que atraviese el aislamiento, puede provocar condensaciones que malogren el material y produzcan la aparición de mohos y microorganismos derivando en problemas estructurales y de salubridad.

   Estanqueidad al aire no debe confundirse con aislamiento térmico. Ambas propiedades son importantes para la envolvente del edificio, pero por lo general deben ser alcanzadas de forma independiente. Como ejemplo, un jersey de lana consigue mantener el calor del cuerpo a la temperatura de confort siempre y cuando no nos encontremos expuestos al viento ya que esta propiedad se pierde casi por completo, en este caso deberíamos cubrirnos además con un cortavientos.

   Es habitual escuchar que las juntas mal selladas en una construcción ayudan a mejorar la ventilación de un edificio. La afirmación es totalmente errónea por varias razones: en primer lugar, el caudal de ventilación puede no ser suficiente. El volumen de aire que atraviesa las rendijas depende de la presión del viento de la envolvente y la diferencia de temperaturas interior y exterior. El viento no es constante, así que la intensidad del viento será aleatoria y no dependerá en absoluto de la ocupación del edificio. Por otra parte, cuando se incrementa la diferencia de temperatura interior-exterior significa que aumenta el caudal de aire y, por lo tanto, las pérdidas térmicas cuando baja la temperatura exterior.

   Por todo lo anterior, no parece una buena idea confiar la ventilación del edificio a la permeabilidad de la envolvente. Más en el caso de un edificio Passivhaus donde la renovación del aire está controlada por un equipo de ventilación. La existencia de rendijas en la envolvente provoca una descompensación en el sistema de ventilación con corrientes de aire que pueden afectar a la confortabilidad en el interior y a la eficiencia energética del edificio.

   El ahorro energético es cuantificable por el cálculo que se realiza con los datos del aislamiento térmico, pero ¿qué sentido tiene este ahorro cuando se escapa una parte de la energía de forma incontrolada por los encuentros constructivos por una falta de sellado? El test Blowerdoor se utiliza desde 1989 en Alemania para llevar a cabo mediciones de estanqueidad. Consiste en crear una diferencia de presión entre el interior y el exterior a través de un ventilador colocado en la puerta principal. Para cumplir el estándar Passivhaus el resultado debe de ser inferior a 0.6 renovaciones de aire por hora.

   Es importante no confundir la permeabilidad al aire con la difusión al vapor de agua. Los materiales para definir la estanqueidad deben conseguir ser herméticas pero transpirables, es decir evitar el paso de aire pero permitir el paso del vapor de agua de forma controlada.

   
   La piel del edificio debe ser dibujada sin interrupciones en cada sección (horizontal y vertical) con un lápiz, el principio para el diseño de la estanqueidad al aire es la llamada "regla del lápiz". De esta forma se encuentran todos los puntos conflictivos desde la fase de proyectos, la identificación previa y el tratamiento de estos puntos es decisiva para la correcta ejecución en obra que garantice la hermeticidad.

    Trabajar el concepto de hermeticidad implica utilizar materiales de alto rendimiento que nos garanticen el correcto funcionamiento durante la vida útil del edificio. En Altermat somos distribuidores oficiales de SIGA, líder mundial en desarrollo de productos de sellado para construcción eficiente, además disponemos de personal cualificado acreditado con experiencia en proyectos Passivhaus para dar soporte a nuestros clientes garantizando el correcto diseño y ejecución de estos sistemas.

 

http://www.fenercom.com/index.html

http://www.onhaus.es/

http://www.siga.ch/de/inhalte.html

(pl.tags LIKE 'solucion siga' OR pl.tags LIKE 'solucion siga;%' OR pl.tags LIKE '%;solucion siga' OR pl.tags LIKE '%solucion siga%')


SELECT p.id ,p.imagen_pequenya as imagen , pl.url_amigable as url, pl.nombre as nombre, pl.resumen as resumen FROM productos p LEFT OUTER JOIN productos_lang pl ON pl.id_productos = p.id WHERE (pl.tags LIKE 'solucion siga' OR pl.tags LIKE 'solucion siga;%' OR pl.tags LIKE '%;solucion siga' OR pl.tags LIKE '%solucion siga%') ORDER BY p.orden ASC LIMIT 0,4

Productos Relacionados