fbpx
Edificio Adagio I de Grupo Lobe

El Edificio Adagio de LOBE en Valencia recibe la Certificación Oficial Passivhaus

El pasado 7 de julio asistimos al acto de entrega y colocación de la placa que acredita la Certificación Oficial Passivhaus del Edificio Adagio en su fase 1, el primer edificio de viviendas protegidas residencial de la Comunidad Valenciana.

El Edificio Adagio I, ubicado en el nuevo PAI de Malilla, consta de 42 viviendas protegidas y 7.602 m2 construidos, y supone un paso más en la edificación sostenible de nuestro país y la reafirmación del Plan Estratégico de Sostenibilidad y Eficiencia Energética de Grupo Lobe (la más importante a nivel nacional en este ámbito).

Se trata de una torre de viviendas protegidas de consumo casi nulo, que demuestra que el estándar de construcción Passivhaus también funciona en clima mediterráneo.

El grupo empresarial pretende construir más de 2.000 viviendas (libres y protegidas) mediante el exigente estándar de construcción Passivhaus en las ciudades de Zaragoza, Madrid y Valencia en los próximos años, convirtiéndose en el mayor operador nacional en construcción Passivhaus -el estándar más exigente en materia de eficiencia energética a nivel mundial-, que supone grandes ventajas para el usuario final en términos de ahorro de energía, confort y bienestar.

Cabe recordar que los principios básicos del Passivhaus proporcionan al usuario de la vivienda confort real durante todo el año con un bajo consumo energético. Además, el recuperador de calor garantiza una entrada de aire filtrada y libre de alérgenos durante todo el día, de manera que dentro de la vivienda se mantienen niveles de CO2 saludables y una temperatura constante.

Desde Altermat estamos muy ilusionados de haber podido aportar nuestro granito de arena en estas viviendas protegidas mediante el suministro de los materiales para la hermeticidad. Confiamos en que la edificación de consumo casi nulo es el camino a seguir para conseguir un mundo más sostenible y respetuoso con el entorno y la salud de las personas y, sin duda, proyectos como el de Grupo Lobe suman y avanzan en este sentido.

SUBIR