Bodegas Murviedro

Casa lo Alto es una finca vitivinícola de 1796 con más de 150 hectáreas, de las cuales más de 60 son de viñedo. La Finca, situada en lo alto de una colina (de ahí su nombre), alberga también 30 hectáreas de almendros y unas 60 de masa forestal.

El sistema de elaboración de los vinos, de mínima intervención, busca que el carácter de los caldos quede definido únicamente por la singularidad del paraje, y en esta línea surge la intervención integral en la masía con la que Bodegas Murviedro busca generar un espacio inmersivo donde los huéspedes puedan disfrutar de todas las comodidades del presente en una atmósfera que preserve la esencia de un entorno rural madurado con el paso del tiempo.

Para ello, y siguiendo la filosofía de mínima intervención aplicada en la producción vinícola, la actuación se muestra profundamente respetuosa por los materiales y sistemas tradicionales (como el pavimento de barro cocido o los forjados y vigas de madera), que dialogan con algunos elementos más actuales de forma sutil.

La Finca cuenta, además, con morteros de arcilla en sus paredes que proporcionamos desde Altermat y que le otorgan ese aspecto tan natural y rural.

Año de construcción: 2019
Estudio de arquitectura: Rubén Muedra
Constructor: CH Palau
Participación de Altermat en el proyecto: Suministro de los morteros de arcilla

Bodegas Murviedro | Fotografía: Adrián Mora

SUBIR