Pintura de cal

Cada vez estamos más concienciados en que debemos proteger el medio ambiente y sacar el máximo partido a todos los recursos y beneficios que nos reporta la naturaleza.

Las pinturas a la cal ya eran utilizadas por nuestros antepasados como una forma natural de impermeabilizar y decorar los hogares. Actualmente, tanto los profesionales del sector de la edificación y la arquitectura como las personas que buscan un nuevo aspecto para su casa, se decantan por esta pintura por sus múltiples ventajas.

Pintura de cal: sostenibilidad y durabilidad

 

En España, el uso de la pintura de cal está muy arraigada en el sur, pero progresivamente se va extendido a todas las comunidades autónomas. ¿Todavía no sabes por qué?

La pintura de cal es respetuosa con el medio ambiente, tanto en su composición mineral como en su proceso de fabricación. Contiene agua como disolvente y al ser con base de Cal, es una pintura transpirable y reguladora de la humedad, por lo que ofrece espacios saludables y de gran confort.

Su color natural es blanco intenso, aunque se pueden añadir pigmentos naturales para colorearla. No amarillea, se mantiene limpia y de color original sin necesidad de mantenimiento (es la gran propiedad de la cal) y tiene una durabilidad excepcional. Su uso se aconseja para interiores.

Cabe destacar, además, que está pintura es recomendable para personas con asma, Sensibilidad Química Múltiple o intolerante a los tóxicos.

Un acabado natural

El acabado de la pintura de cal es uniforme, de aspecto mate y sedoso gracias a su poder de cubrición, con lo que se obtiene un acabado que no cae con el roce y resiste a los agentes climáticos y efectos meteorológicos, siendo impermeable al agua de lluvia y permeable al vapor.

La blancura de la pintura de cal es excepcional y, si se desea un color determinado, los pigmentos naturales no alteran las características de la pintura.

 

Ventajas de la pintura de cal

Al tratarse de una pintura 100% natural, las propiedades y los beneficios de este material son infinitas y no influyen en su calidad, ni en el acabado final. Diríamos que estos son los aspectos más característicos de la pintura de cal:

✓ Pintura ecológica: No necesita de productos químicos para su utilización.

✓ Absorbe CO2: Durante el proceso de endurecimiento llega a unos 4,8 kg por cubo de 15 L.

✓ Transpirable: Al ser un material natural, sus propiedades dejan que la pared transpire, evitando muchos problemas de condensación.

✓ Fungicida y biocida: Gracias a su composición, la cal evita que se asienten bacterias o moho. Es ideal para espacios donde necesitamos una protección extra frente a infecciones, como por ejemplo hospitales, guarderías, etc. Ayuda a dejar espacios mucho más limpios y libres de bacterias.

✓ Resistente a las inclemencias meteorológicas: Resiste a los diferentes cambios meteorológicos: la lluvia, el viento o los rayos UV.

✓ Conductividad térmica: Controla la temperatura sin hacer cambios bruscos, así no se crean problemas de condensación o humedades.

✓ Refracción de los rayos UV y, por consiguiente, mantiene las paredes de la vivienda más frescas. En condiciones normales, una vivienda pintada con pintura de cal varía entre 7ºC y 9ºC, una temperatura mucho más baja que ayuda a obtener un mayor ahorro energético.

Aplicación y modo de empleo

La pintura de cal se aplica sobre soportes limpios, secos y porosos. Sobre pinturas plásticas, es conveniente pasar un papel de lija para abrir el poro. Antes de usar, debemos agitar sin diluir.

La pintura de cal es de fácil aplicación, por dosificación de cal y árido seleccionado, y su untuosidad y plasticidad, puede aplicarse con brocha o rodillo, a diferencia del proceso de encalado tradicional.

Su densidad reduce salpicaduras y goteos. Los utensilios y las posibles salpicaduras se limpian con agua.

Puede almacenarse 18 meses desde la fecha de fabricación, bien tapado y en lugares.

Contacto



(*) Campos requeridos.

SUBIR